que es el oro de 750 milésimas u oro rde primera ley

En todas las joyerías encontramos el distintivo 750 o “oro de Primera Ley” en las etiquetas de los productos fabricados en oro. El distintivo 750 es un referente a la proporción en peso en que el metal precioso puro se encuentra en una aleación, por lo tanto, 750 quiere decir que de cada 1000 partes o milésimas, 750 eran de oro puro.

Hasta que se adoptó el sistema métrico decimal en gran parte de mundo, se utilizaban únicamente los quilates como indicadores de pureza del oro, siendo el de 24 quilates el oro puro. Por lo tanto, el oro de 18 quilates son ¾ partes de oro puro o lo que es lo mismo, de 750 milésimas. La medida en quilates todavía la utilizamos a día de hoy.

El sello numérico en las piezas de oro

El sello numérico en las joyas de oro nos está indicando la pureza de la pieza en concreto. Existen tantos sellos como purezas de oro existen en el mercado, aunque los más comunes son:

  • 999 – Para las joyas de 24 quilates, también podemos encontrar sellos con 24K.
  • 750 – Para las joyas de 18 quilates, también lo encontramos con el sello 18K.
  • 585 – Para las joyas de 14 quilates, también lo encontramos con el sello 14K.

Tabla de equivalencia del oro

NombreMilésimasPurezaQuilates
Oro puro 999 99,9% 24
Oro de primera ley 750 75% 18
Oro de segunda ley 585 5,85% 14

Otras medidas menos convencionales de oro y su pureza:

tabla de pureza del oro según quilates

  • 24 quilates = 100% de pureza.
  • 22 quilates = 91.7% de pureza.
  • 18 quilates = 75% de pureza.
  • 14 quilates = 58.3% de pureza.
  • 12 quilates = 50% de pureza.
  • 8 quilates = 33,3% de pureza.
  • 6 quilates = 25% de pureza.
  • 1 quilate = 4.167% de pureza.

¿Por qué se utiliza oro de 18 quilates para joyería?

En España el tipo de oro más utilizado para la fabricación de joyas es el de 18 quilates o 750 milésimas. Esta aleación se utiliza porque es la que les da a las piezas unas mejores propiedades físicas, mejorando su dureza y haciéndolas así más duraderas. El oro puro es demasiado blando y se deforma con demasiada facilidad.

La pureza en el oro de distintos colores

Cuando hablamos de oro blanco u oro rosa de 18 quilates estamos hablando de lo mismo, una pieza en el que el 75% del material es oro puro, lo que cambia es el 25% restante, que se adaptará para conseguir el color de oro que queramos.

  • Para conseguir el oro blanco de 18 quilates utilizamos 75% de oro de 24 quilates y un 25% de platino o paladio.
  • Para conseguir oro rosa de 18 quilates utilizamos un 75% de oro de 24 quilates y un 25% de cobre.

Hay muchas maneras de dar distintos tonos de color al oro utilizando diferentes aleaciones siempre manteniendo el estándar de pureza de 750 milésimas.

¿Por qué es tan caro el oro?

Gran parte de la culpa del precio del oro se debe a su complicado y costoso proceso de extracción. Se obtiene mediante minería con maquinaria pesada y no está garantizado el éxito. Muchas veces se hacen búsquedas en zonas potenciales sin encontrar ni rastro, al igual que ocurre con los diamantes. Otra de las razones es su limitada disponibilidad. Si bien es una incógnita cuánta cantidad de oro queda en la tierra, es cierto que cada vez se hace más complicado encontrar yacimientos de oro.

Como saber si una joya es oro de verdad

Existen varios métodos para saber si una joya es de oro auténtico o si por el contrario nos están engañando y es de otro material. Algunas de ellas las podremos hacer nosotros mismos y para algunas más precisas deberás llevarlas a tu joyero de confianza.

Examina tu joya con detenimiento

Examina la pieza y busca los sellos Examina la joya atentamente y busca los sellos de pureza. Examina las zonas de desgaste y busca si tiene algún tipo de decoloración. En caso de que encuentres una decoloración, quiere decir que estás ante una joya que no es de oro, en el mejor de los casos tendrá un baño de oro.

La prueba del imán

Acerca un imán potente a tu joya, como por ejemplo imanes de neodimio. El oro no es un material magnético, así que si tu joya se pega fuertemente al imán quiere decir que tu joya no es de oro.

Comprueba su densidad

Esta comprobación es mucho más precisa y requiere de ciertos elementos que no se suelen encontrar en un hogar común. El oro es uno de los metales más densos del mundo, 19,32 gramos por centímetro cúbico, es decir, el oro pesa aproximadamente 19 veces más que un volumen igual de agua. Los pasos para calcular la densidad del oro son los siguientes:

  1. Con una báscula de precisión, pesar la pieza de oro y apuntar el peso en gramos.
  2. Llenar una probeta o recipiente de medida con agua, mejor si las mediciones están en milímetros.
  3. Introducir la joya en el agua y ver cuánto ha subido el agua al meter la pieza.
  4. Realizar el cálculo: densidad= masa/volumen desplazado.

Si el resultado se aproxima a 15,58 tendrás ante tus ojos una joya de oro de 18 quilates.

También es cierto que podemos estar ante joyas con menor o mayor número de quilates, y la densidad será diferente, por eso os anotamos las diferentes densidades según la pureza de la pieza:

  • El oro de 10 quilates tiene una densidad de 11,57 gr/ml.
  • El de 14 quilates 13,97 gr/ml.
  • El de 18 quilates 15,58 gr/ml.
  • El de 24 quilates 19,32 gr/ml.

La prueba del ácido nítrico

Aunque no es imposible, ni tampoco ilegal conseguir ácido nítrico (HNO3), hay que tener mucho cuidado con su manipulación. El ácido nítrico es altamente corrosivo, por lo que se suele hacer es pedirle al joyero que utilice esta prueba con la pieza que queramos saber si es de oro o no. Para hacer esta prueba pondremos una una gota de ácido nítrico sobre la joya y esperaremos a que reaccione.

  • En caso de que se ponga de color verde, quiere decir que la pieza está fabricada en otro metal que no es oro o que simplemente está bañado en oro.
  • Si se pone de color blanco, puede tratarse de que la pieza es de plata de ley y ha recibido un baño de oro.
  • Si el color que adquiere la pieza es dorado, la pieza es de latón y tiene un baño en oro.
  • Si no se produce ninguna clase de reacción, es muy probable que nos encontremos ante una pieza de oro real.

Frótala en cerámica

Este método consiste en frotar el oro contra una pieza de cerámica sin vitrificar. Dependiendo del color que deje en la cerámica la pieza metálica que estamos analizando, podrá ser oro o no. Si deja marcas de color negro se trata de una pieza de oro falso, pero si deja marcas de color dorado, es muy probable que se trate de una pieza de oro real.

Se recomienda realizar varias de estas pruebas, cuantas más de ellas mejor para conocer exactamente lo que estamos comprando.

Cómo cuidar tus joyas de oro para que duren para toda la vida

El oro es uno de los materiales más inalterables que existe. Es inalterable por el aire, el calor, la humedad y la mayoría de los agentes químicos, aunque se disuelve en mezclas que contienen cloruros, bromuros o yoduro. Por lo tanto, es conveniente quitarnos nuestras joyas de oro cuando nos bañamos en piscinas con cloro o utilizamos cremas u otros ungüentos que puedan contener cloro.

El mayor enemigo de las joyas de oro son los arañazos por uso, ya que restan brillo a la joya y la hacen parecer más vieja de lo que es. Cualquier buen joyero puede restaurar tu joya y dejártela como el primer día.

En otro artículo hablamos sobre cómo limpiar tus joyas de oro, ¡échale un vistazo!

Algunas curiosidades sobre el oro

  • El oro se crea gracias a las condiciones extremas en el núcleo colapsante de las supernovas, y se cree que todo el oro que tenemos en la tierra provino de la colisión de estrellas de neutrones.
  • Oro en latín es Aurum, que significa brillante amanecer.
  • Las cualidades particulares del oro han dado nombre a la divina proporción o proporción Áurea.
  • Los objetos fabricados en oro más antiguos datan del año 4000 antes de Cristo.
  • En la antigüedad algunos creían que ingerir sus alimentos diarios servidos en platos de oro podría prolongar su tiempo de vida y retardar el envejecimiento.
  • Es el metal más maleable y dúctil que existe